La importancia de la formación en hostelería; ideas y herramientas de organización.

La formación en la hostelería

 

Por Blanca Facundo, Hospitality Advisor y fundadora de MANAGEAT.

 

Que la formación a los colaboradores es algo fundamental en los restaurantes y hoteles, ya lo sabemos. Personalmente me preocupa más el cómo lo hacemos y cuál es la metodología con la que trabajaremos con nuestro equipo hoy en día y cómo lo haremos en el futuro en nuestro restaurante, teniendo en cuenta qué ésta es ya una generación totalmente distinta.

Antiguamente, y no tan antiguamente,  se usaban herramientas cómo los manuales, que también se usan hoy en día, en el que damos información referente a nuestro restaurante/ bar/ hotel para todos los colaboradores y en la mayoría de casos aquí se acababa la historia. Esto está muy bien pero sólo si se acompaña de un seguimiento junto al equipo.

En otros casos dependiendo de dónde trabajaras recibías algún curso de formación, a veces largo, y a veces corto, o a veces ninguno.

Bueno, la formación es algo importante y  más importante aún es tener una estrategia de formación, sin importar si eres grande o pequeño, porque considero que la formación está muy relacionada con la felicidad del colaborador y el éxito del negocio.

Y esto es lo típico que se dice…. pero realmente es la verdad. Cuándo todo está atado, cuándo involucras al equipo, y cuándo les haces saber lo que como negocio se espera de ellos, todo cambia.

En este post, veremos algunas herramientas útiles para el colaborador  y cuál será la tendencia en formación en los restaurantes y hoteles del futuro.

Qué herramientas son útiles para el colaborador para ser más eficientes:

Check lists: los check lists son herramientas útiles cuando hablamos de nuevas incorporaciones y para que el colaborador sepa qué es lo qué  tiene qué hacer durante su jornada de trabajo.

Con el paso del tiempo, el check list, deja de usarse porque el colaborador ya realiza su trabajo sin necesidad de saber qué es lo que pone en la lista. Parece una tontería pero funciona realmente bien.

– Planning de trabajo: una agenda de formación, en la qué se informa a la nueva persona qué se va a incorporar al equipo, qué es lo qué va a hacer y con quién en los próximos días.

On the Job Training: formarse tiene que ser algo contínuo. Formar en pequeñas cosas cada día, con el objetivo de recordar estándares, detalles, áreas de mejora etc.  mejoran la relación con el equipo.

Crea tus propios estándares o tu propia propuesta de valor: cada restaurante es diferente, y cada uno debería tener su propia propuesta de valor. Aquello por lo que te diferencias de tus competidores en términos de producto y servicio. 

 

Puede resultar sencillo pensar porqué somos diferentes en términos de producto pero no mucha gente piensa en porqué somos diferentes en términos de servicio. Y estoy hay qué pensarlo muy bien.

Si además acompañas tus check list con estos estándares, probablemente vayas a estar un poco más tranquilo.

  • Equipo de formación: invita a alguien de tu equipo para que te apoye con la formación, es importante hacer partícipe a otras personas del equipo para contar con diferentes opiniones acerca de lo que realmente se necesita. A veces puedes contar con un equipo externo para que diseñe junto con el restaurante un plan de formación y usar los créditos de formación de cada colaborador a través de la Fundación Tripartita.

Gamificación: Hace algún tiempo que venimos hablando de la gamificación. Y tiene un potencial muy grande en lo referente a formación para colaboradores en operaciones más o menos grandes en hoteles y restaurantes.

Imaginemos que es una firma 100% española qué personaliza juegos a través de su app en las qué el colaborador tiene que ir avanzando retos para conseguir el objetivo, y al mismo tiempo conocer la compañía.

Los retos pueden ser preguntas sobre lo qué uno quiera qué sus colaboradores sepan o conozcan sobre, en nuestro caso el restaurante/ hotel.

Es una buenísima manera de generar contenido nuevo y de manera rápida para los equipos, además de conectar con el colaborador de una manera muy especial y qué además entre ellos se genere una competitividad sana para conseguir objetivos qué la empresa o la compañía puede premiar!

Además tiene bastante sentido modificar hacia este estilo la formación complementaria, ya la siguiente generación de futuros profesionales son los nativos digitales.

Este es el camino, y así lo están haciendo grandes empresas cómo New Balance o Louis Vuitton.

Un saludo!!

Blanca