¡Bienvenida al equipo Blanca Facundo!

Blanca Facundo

Todo el equipo Qooqer empieza 2018 con muchas ganas de seguir aprendiendo, de ser más profesionales y útiles. Para ello buscamos crear sinergias y ampliar nuestro horizonte rodeándonos de personas que nos nutran de saber e inspiración. Blanca Facundo  Santasusana comienza a colaborar con nuestro blog y estamos felices porque ella encarna conceptos que admiramos: conocimiento,excelencia e innovación.

El impresionante curriculum profesional Blanca tiene una larga trayectoria en el área de restauración del sector hotelero en cadenas nacionales e internacionales en Europa, Estados Unidos y Asia.  Como emprendedora cuenta con dos proyectos de innovación entorno a la comida y la restauración como son MEETMEALS y MANAGEAT. Todo esto lo compagina con la docencia de gestión de Restauración y Gastronomía en Vatel International Business School, líder mundial en formación de la dirección hotelera, en las sedes de Madrid, Huangshan y Kunming, ambas en China.

Consejo, ¡no os perdáis los viajes y  recomendaciones gastronómicas de su Instagram!

En MANAGEAT Hospitality Task Force Blanca está al frente de un equipo especializado que asesora, forma y aporta valor a restaurantes, bares y áreas de restauración de hoteles en su proceso de apertura , desarrollo y Task Force.

En nuestro blog ¿Qué se cuece? nos dará pistas que os ayudarán en la gestión diaria y en el enfoque de vuestros negocios de hostelería. ¡Estamos impacientes por leerla! Como aperitivo Blanca nos da algunos apuntes  sobre tendencias y estado del sector.

¿Cómo ves la hostelería y su profesionalización en España?

Como sabemos en nuestro país somos un gran número de personas las qué nos dedicamos al maravilloso mundo de la hostelería. A algunos nos encanta, a otro no. Esta es la clave.

Creo qué han existido tres momentos claves, por lo menos desde que me dedico a este sector, (aunque obviamente antes ya hubo otros momentos clave) en el qué ha habido grandes cambios respecto a la profesionalización de nuestra industria.

Sobre el año 2000, recuerdo, empezaba a haber un auge y/o crecimiento en la restauración en España. Estábamos preparándonos para un cambio. Había estudios técnicos y específicos, pero ni de lejos comparado con lo que tenemos ahora mismo.

Desde un punto de vista muy humilde, vimos como en un trabajo en el que debe primar la vocación, encontrábamos perfiles con un amplia área de mejora, puede qué debido a este crecimiento desmesurado.

El crecimiento dio pie a que la profesionalización de alguna manera se especializara poco a poco hacia la hospitalidad qué hoy en día esperamos y buscamos cada vez que vamos a un restaurante o alojamiento. Y que siempre había existido en el pasado .

Esto es entendible, el año 2000 puede parecer cercano pero queda ya bastante lejos y el acceso a formación e información no era tan óptimo ni al alcance de todo el mundo cómo ahora. Muchos grandes profesionales crecieron en ese momento llegando hoy a ser figuras admirables y muy respetadas dentro de nuestro sector.

A partir del año 2008 o antes, hay una pequeña revolución en el qué todos nos pusimos las pilas y en algunos lugares la generación del 80 e incluso los de antes jugó un papel importantísimo a mi parecer.

Gente muy formada, con un interés clarísimo y totalmente vocacional por la profesión y con una pasión extrema por la hostelería, con ganas de aprender, mejorar, con una curiosidad innata, tanto en la cocina cómo la sala, que hizo que España subiera de nivel.

Obviamente en España siempre hemos tenido disruptores qué en un momento de la vida y el proceso hacen un “click” para avanzar y ser diferentes. La historia también nos dice esto si la analizamos: La nueva cocina vasca, El Bulli etc. Me gusta comparar estos diferentes periodos con los periodos actuales.

El tercer momento es ahora, profesionalizarse en nuestro sector es más que necesario, no sólo a nivel individual o personal, sino también a nivel empresarial, donde las empresas deberían integrarse con los equipos de manera actual e innovadora para retener el talento qué tenemos. Y dar las herramientas necesarias para qué cada uno pueda desarrollar sus tareas a la perfección.

Esto pasa primero por el cuidado del equipo. Los equipos cuidados y respetados se convierten en profesionales de gran nivel. Creo qué los perfiles que se demandan no son cómo antes, vamos hacia perfiles más tecnológicos, sin dejar de lado o abandonar el perfil propio de la hospitalidad; perfiles con una vocación innata, con potencial de crecimiento, con pasión, pero también con mucha curiosidad.

Nos comunicamos de manera diferente, usamos servicios y productos totalmente diferentes a antes e incluso los modelos de negocio y conceptos están cambiando.

Sería interesante dotar a los profesionales del futuro con herramientas de este tipo para profesionalizar aún más el talento.

Insisto, cuándo hay actitud hay un 70% ganado! Cuándo uno tiene la actitud de aprender, puedes aprender de los mejores incluso gratis! Para eso hay que tener vocación y pasión!

¿Cuáles crees que son  los retos de la nueva hostelería?

Sin duda la parte tecnológica al alcance de todos los restauradores y el tener perfiles de carácter tecnológico. Pienso que aún nuestro sector está por crecer en lo qué a tecnología ser refiere.

Empieza a haber buenos avances tecnológicos tanto en cocina y en sala para rentabilizar las operaciones y adaptarnos al futuro, cómo he dicho antes, no se trata de abandonar el pasado pero si actualizarnos!

Sistemas, programas, app’s para mejorar la gestión de algunos restaurantes y facilitarnos la vida.

Las nuevas generaciones también son un reto. Deberíamos ser capaces de adaptarnos a ella sin perder la esencia.

¿Qué tendencias en gestión de restauración crees que legarán con el 2018 y qué cambios ves necesarios?

Mi obsesión: el Revenue Management para restaurantes. Aunque no sirve para todos los restaurantes, ¡si para una gran mayoría! Si lo tenemos en hoteles y supermercados, ¿porqué no en restaurantes?

Recientemente también me llama la atención los programas de fidelidad para restaurantes. En España no tenemos. En Estados Unidos ya han empezado y creo que será un tema interesante.

Acerca de la gestión de reservas también creo que hay un potencial interesante para mejorar y desarrollar.

Sobre el proceso de contratación de personal profesional para restaurantes también pienso que hay un gran nicho y algo a desarrollar. Simplificar el proceso y hacerlo eficiente para tener un buen talento.

Sobre tendencias gastronómicas, las tengo clarísimas pero no me atrevo a hablar de ello, porqué pienso en qué cada uno tiene diferentes necesidades. En ocasiones se convierten en modas que mueren.

Lo qué si tengo claro es que hay dos cosas en las qué deberíamos prestar especial atención; Sostenibilidad y enseñar a las futuras generaciones a cómo comprar, qué comer, cómo cocinar y a la vez ser sostenible.

Fotografía cortesía de Blanca Facundo